CEIP Virgen de Luna, Escacena del Campo. Archivo.

El Ayuntamiento de Escacena del Campo (Huelva), en coordinación con la comunidad educativa y en lo dispuesto con el Comité Covid municipal, ha manifestado su "profundo desacuerdo" con la decisión tomada "unilateralmente" por parte de la Delegación de Educación de la Junta de Andalucía de reabrir a partir de este miércoles el CEIP Virgen de Luna una vez finalizado el confinamiento de todos los ciclos de Primaria y Secundaria decretado por este organismo autonómico.

Dicho centro ha mantenido confinadas todas las aulas de Primaria y Secundaria hasta 3 de noviembre debido a casos de coronavirus. Así, el Ayuntamiento, como informa en su perfil de Facebook, consultado por Europa Press, entiende que la situación epidemiológica actual por la que atraviesa el municipio, --con 32 casos confirmados en los últimos siete días--, "no reúne los garantes mínimos para ofrecer una enseñanza segura y libre de contagios en el recinto educativo".

De este modo, desde el Consistorio han remarcado que "actualmente son muchas las familias que cuentan con positivos en covid-19 entre sus miembros y también son muchas las familias a las que aún no se les ha realizado el test PCR, dado que no ha finalizado el rastreo correspondiente".

Ante esto, desde el ente local han indicado, pese a las múltiples conversaciones mantenidas con las autoridades competentes, que este miércoles se retoman las clases, aunque el Ayuntamiento, "con el único motivo de evitar la propagación del virus", ha ofrecido a las familias la posibilidad de no llevar a sus hijos al colegio si así lo consideran.

Por su parte, han indicado que desde esta institución municipal no se firmará ninguna falta por absentismo escolar ya que "lo prioritario en estos días es velar por la salud de todos los habitantes de Escacena del Campo".