El hospital Infanta Elena de Huelva mejora sus espacios ante un rebrote - Junta de Andalucía

El Hospital Infanta Elena de Huelva ha habilitado dos nuevos espacios de aislamiento en su área de Urgencias y ha incorporado nuevos equipos de radiología digital portátil, así como respiradores con diferentes prestaciones, con el fin de mejorar sus instalaciones y su equipamiento y encontrarse así más preparado y con mejores recursos en caso de producirse un nuevo repunte de casos de Covid-19 en su área de influencia, en la que se encuentran incluidas más de 175.000 personas residentes en las comarcas de la Costa y el Condado de Huelva.

Con esta intención se han instalado en el área de Observación dos habitaciones individuales, a las que se ha dotado de presión negativa, mejorando significativamente su capacidad de aislamiento, según ha informado la Junta de Andalucía.

Estas nuevas dependencias con presión negativa se añaden a las habilitadas recientemente en otras áreas del Hospital, que han servido para aumentar los espacios con capacidad de aislamiento con los que cuenta el centro y que tan decisivos han resultado para la atención de los pacientes diagnosticados con Covid-19.

En este sentido hay que contar tanto los destinados a camas de Cuidados Críticos como a habitaciones de hospitalización, aumentando así la capacidad y los recursos del Infanta Elena en este ámbito.

Además, el centro hospitalario ha reforzado su área de Urgencias con un nuevo equipo radiológico digital portátil que se suma al dispositivo incorporado hace unos meses para su uso en todo el centro hospitalario, reforzando el doble circuito asistencial del Hospital. De esta forma, se pueden realizar las pruebas directamente en las mismas habitaciones y camas de los pacientes, evitando su desplazamiento y los riesgos que conlleva.

Además, permite realizar los estudios radiológicos en menos tiempo, algo fundamental ya que esta prueba resulta de gran ayuda para determinar la evolución del paciente o las posibles complicaciones.

Gracias a este nuevo equipamiento se pueden realizar estudios radiológicos de alta calidad, adaptados a las necesidades y características personales de cada paciente, ya que es capaz de distinguir, además de la región exacta a explorar, las condiciones de peso y anatómicas del paciente. El sistema cuenta también con receptores de imagen fabricados con la última tecnología, lo que aporta mayor calidad de la imagen radiográfica facilitando el diagnóstico y utilizando la menor dosis posible de radiación.

El Servicio de Urgencias se ha reforzado también con la llegada de tres equipos de Bipap, que son sistemas de ventilación mecánica utilizados como soporte respiratorio. Este dispositivo ayuda a aplicar una presión extra de oxígeno en los alveolos pulmonares mientras el paciente exhala el aire, de forma que se encuentran en todo momento abiertos, facilitando la respiración.

Unas mejoras a las que hay que sumar también la llegada de dos nuevos respiradores de alto flujo, que permiten el aporte de un flujo de oxígeno o de oxígeno mezclado con aire superior al flujo pico inspiratorio del paciente y que se administra caliente y humidificado, por lo que mejora la mecánica respiratoria del mismo, ayudándolo a respirar mejor.

También se han incluido tres respiradores de transporte que permiten el traslado de pacientes de esta área a otras de hospital sin necesidad de interrumpir el tratamiento respiratorio. Además, el servicio se ha reforzado también con un nuevo electrocardiógrafo de máximas prestaciones y de última generación con capacidad futura de incorporar el electrocardiograma en la Historia Clínica del paciente.

La incorporación de esta prueba en la Histórica Clínica del paciente ya se encuentra implantada en nuestro Hospital y se van sumando nuevos servicios a esta mejora, lo que redunda en una importante trazabilidad en todo el proceso clínico de cada paciente desde el mismo momento que entra en el centro hospitalario.

Todas estas medidas vienen a sumarse al esfuerzo que se está realizando por parte de la Consejería de Salud y Familias para mejorar las instalaciones del mismo y renovar su equipamiento, con el fin de aumentar sus recursos y mejorar la respuesta asistencial a sus pacientes.