Procesión de la Virgen de Luna, patrona de Escacena del Campo, a su paso por la Plaza de Andalucía de Escacena. Facebook Comisión de Cultos.

El pasado 15 de agosto Escacena vivió un momento histórico en torno a su patrona, la Virgen de Luna. No más importante que los celebrados durante la última década en la localidad, cuando la efeméride de la proclamación de los cuatrocientos años de patronazgo invadió el programa de actividades lúdicas y religiosas del año 2001. En esta ocasión se trata de un aspecto reseñable por ser un acontecimiento poco usual entre la vida cofradiera de Escacena del Campo. Este verano la procesión de Nuestra Señora de Luna, patrona y alcaldesa honoraria y perpetua de la villa del Campo de Tejada, ha desfilado por determinadas zonas de la localidad no comprendidas en los recorridos habituales.

Esta decisión, tomada por la Comisión de Cultos tras la procesión del año 2019, ha podido materializarse en este año de 2022 tras una espera de dos años provocada por la situación sociosanitaria generada por el virus del Covid-19 en nuestro país.

POR QUÉ PASA POR CALLE MESÓN Y CALLE REY

Los primeros datos que confirman el recorrido habitual en Escacena aparecen antes del siglo XIX. Y este razonamiento responde a una básica cuestión: la calle Mesón y la calle Rey eran las únicas zonas adoquinadas. El resto era de tierra o empedrado en basto. La localidad escacenera hasta ese momento tuvo siempre mucho de pueblo caminero, que fue creciendo a lo largo de un claro eje, primitivamente el eje Mesón-Virgen de Luna- Paterna y luego ampliado hacia la calle Rey, que en origen era un callejón trasero de corrales, como la fueron muchas zonas de Escacena. Un claro ejemplo es la calle Sargento López.

Esto marcó una jerarquía muy clara entre eje principal y todo lo demás, eso sumado al tránsito desde Paterna hizo que esas calles se cuidaran y empedraran. También hay que tener en cuenta que el resto de calles eran casi todas calles que salían del pueblo hacia el campo, con escasas interconexiones entre ellas. Algo que no comienza a tejerse realmente hasta el siglo XX.

CUATRO PRINCIPALES ZONAS

En concreto, la Comisión, con esta decisión, ha tratado de acercar a la patrona de Escacena al conjunto de calles y plazas de la localidad onubense. Con el fin de permanecer cerca de quienes, por diversos motivos, no pueden acercarse al centro histórico escacenero en la noche del desfile procesional por las engalanadas calles de Escacena. Por este principal motivo, los miembros de la junta que han informado a Diario de Tejada sobre este aspecto y señalan que se ha "dividido el pueblo en cuatro partes" para establecer a su vez cuatro nuevos recorridos procesionales, todos ellos paralelos al tradicional. Que se basaba en recorrer las dos calles principales de Escacena como son la calle Mesón y calle Rey Juan Carlos I. A las que se se les sumaba, las conocidas como 'cuatro esquinas' y su emotividad con la cercanía al Cementerio local, calle Reina Sofía y calle Sor Ángela de la Cruz; donde se encuentra la casa de hermandad de la propia Comisión de Cultos de la Virgen de Luna y el exconvento de las Hermanas de la Cruz en los inicios superiores de la calle Antigua Ciudad de Tejada. Los nuevos recorridos, plantean recorrer una zona diferente del pueblo cada año. De manera que cada cuatro años, la Virgen recorra el pueblo al completo.

Estas diferentes zonas del municipio han sido hasta ahora 'excluidas' de todos los recorridos procesionales de las diferentes celebraciones religiosas celebradas en la localidad. Con excepción de las celebraciones extraordinarias que han tenido lugar en las últimas décadas en la localidad escacenera y del Rosario de la Aurora. Que en los últimos años también ha ampliado su tradicional recorrido para visitar el mayor número de zonas residenciales. Barriadas tan variopintas como la de El Cano, Los Colegios, La Paz, Itucci o la situada en las inmediaciones de las Piscinas Municipales ha sido testigos de cómo se ha ido adaptado el recorrido para que la devoción a la Virgen de Luna invada todos aquellos rincones del mapa scatiano.

DEBATE EN EL SENO DE LAS COFRADÍAS

El debate sobre el cambio de recorrido en la Semana Santa de Escacena siempre ha estado latente. Sin embargo, ninguna de las tres cofradías se ha atrevido hasta ahora modificar sus recorridos. Por lo tanto, que este cambio haya sido detalladamente preparado y ejecutado por la patrona aumenta las posibilidades de estudiar nuevas opciones en la esfera cofrade local. De hecho, estos cambios han servido para someter a prueba las posibles limitaciones que puedan surgir, retrasos horarios y el nivel de implicación organizativo por parte de las diferentes autoridades, como la Policía Local.

Después de que la procesión de la Virgen de Luna haya transitado por aquellas nuevas zonas, incluidas a partir de ahora en el recorrido ordinario, podría surgir la ocasión en el resto de procesiones habituales un planteamiento que comparta la base de este hecho, es decir, ¿Se plantearán las cofradías de Escacena transitar por nuevas zonas tras los cambios ya materializados? No lo sabemos, pero en caso afirmativo podrían darse diferentes hipótesis. La primera de ellas es que las hermandades lleven a cabo un 'pacto de caballeros' y acuerden un recorrido común para el Jueves Santo, Madrugá y Viernes Santo manteniendo la idiosincrasia de cada procesión. O, por el contrario, que todas ellas contemplen un recorrido propio. Y, por ende, que les resulte beneficioso a cada una de ellas. No obstante, también podría ocurrir que haya división entre las propias cofradías, que haya algunas decididas a transitar por calles nuevas y otras cofradías que no tendrían tan claro esa decisión. Por lo tanto, no podemos delimitar el alcance de esta tercera hipótesis y desconocemos cómo afectaría la disparidad de opiniones a un supuesto acuerdo final. 

Esta decisión, que aparentemente puede parecer sencilla y de rápida ejecución tiene un proceso burocrático que podría ralentizar su puesta en marcha. Lo primero que hay que tienen que buscar las hermandades es la aprobación parroquial para posteriormente realizar un segundo planteamiento con el Ayuntamiento en aras de su viabilidad. Puesto que la comunicación y el tránsito de vehículos por las principales arterias de la localidad podrían empujar a buscar alternativas en zonas puntuales del recorrido que garanticen el transporte durante esta celebración a aquellas personas que quieran trasladarse a localidades vecinas sin que esto se convierta en una dificultad.

UN DETALLE A TENER EN CUENTA

Cada procesión que sale de la parroquia del Divino Salvador, a excepción de las de gloria y el Corpus, se están convirtiendo en los últimos años en una pesadilla para los muchos hermanos, costaleros y personas que participan en los cultos externos. Según señalan a este medio de comunicación "no se puede tardar cuatro o cinco horas en bajar la calle Mesón y subir la calle Rey". Por lo que la descompensación en los horarios actuales hacen que el cansancio sea un factor de riesgos para los participantes de los desfiles procesionales como consecuencia de los parones que se producen.

A mediados de agosto este aspecto también fue sometido a prueba durante el desarrollo de la procesión de la Virgen de Luna. Dando como resultado tres conclusiones definitivas: el costalero logra andar más, muy agradecido por quienes trabajan bajo las trabajaderas; hubo menos parones, que lo agradeció el público en general; y en último lugar, agilizar el ritmo de las procesiones no se convierte en un impedimento para trasladarse a las zonas más remotas de la localidad. Por lo tanto, son tres consecuencias positivas para esta procesión agosteña que, además, cuenta con varias cuadrillas de costaleros.

EN OCTUBRE, OTRA PROCESIÓN

Cabe destacar también que el próximo mes de octubre, la Hermandad de Ntro. Padre Jesús Nazareno de Escacena del Campo ha anunciado una procesión extraordinaria de la imagen de la Virgen de los Dolores con motivo del setenta y cinco aniversario de su llegada al pueblo. Para lo cual, tras la celebración de una misa pontifical celebrada por el Obispo de Huelva, Santiago Gómez Sierra, saldrá en procesión por las diferentes calles de la localidad a través de un recorrido extraordinario.

Esta segunda procesión servirá, además de acercar la devoción de la dolorosa al mayor número de hogares escaceneros, para tomar el pulso a estas zonas que no están acostumbradas a ver pasar por delante de sus ventanas una procesión local, aunque de manera extraordinaria.

Que existan recorridos alternativos y que se complemente con las ganas de recibir a los titulares entre quienes siempre han tenido que moverse de sus hogares para contemplar una procesión, hace que nazca una ilusión entre los vecinos por recibir más asiduamente a las devociones de la localidad. Prueba de ello han sido los trabajos de decoración llevados a cabo por todas aquellas zonas por las que este año ha transitado la patrona. Y que puede cerrar una puerta y abrir varias ventanas como solución a un debate enquistado cuya solución se basa en adaptar una tradición a los actuales tiempos y a las actuales zonas más habitadas del callejero escacenero. Veremos cómo evoluciona todo, las semillas ya han sido plantadas.