Laboratorio. - ISCIII

La Agencia Estatal de Investigación (AEI), dependiente del Ministerio de Ciencia e Innovación, ha publicado la resolución definitiva de la convocatoria de ayudas a la adquisición de equipamiento científico-técnico, por la que se destinan a Sevilla 2.158.131,00 euros en ayudas directas a un total de cuatro actuaciones en organismos públicos de investigación, universidades y otros centros públicos de I+D+I, financiadas por el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia 2021-2023.

En una nota de prensa de la Subdelegación del Gobierno en Sevilla, su responsable, Carlos Toscano, ha subrayado la importancia de estas ayudas para "fortalecer las capacidades del sistema de I+D+I y mejorar la dotación de equipamientos de investigación, con inversiones que permitan adquirir tecnología de última generación".

En concreto, y en el caso de la Universidad de Sevilla (US), las ayudas servirán para costear la implantación de técnicas de contraste vibracional mediante CARS y SRS, para lo que ha obtenido 830.000 euros; y la plataforma de biocomputación del cicCartuja y el Instituto de Investigaciones Químicas (IIQ), con 441.753 euros.

Por su parte, la Pablo de Olavide (UPO) percibe 486.378 euros para un simulador solar y cámara climática para la caracterización de submódulos fotovoltaicos para escalado preindustrial; y 400.000 euros para una plataforma de generación, análisis y cribado de alto rendimiento de organoides y tejidos 3D.

"Estas ayudas buscan proveer, mejorar y actualizar el equipamiento científico técnico para que sea accesible a todos los agentes del sistema de I+D+I, facilitar una investigación científico-técnica de calidad y promover el desarrollo de actividades de I+D+I altamente competitiva contribuyendo de este modo al desarrollo regional", ha remarcado la subdegalación.

Incluyen, además, la adquisición, instalación y puesta en marcha de equipamiento científico-técnico necesario para la ejecución de la "investigación de calidad, la mejora de los resultados y del impacto científico, económico y social de los mismos, así como para el propio funcionamiento de las infraestructuras de investigación existentes", al tiempo que provee de equipamiento científico-técnico a los servicios comunes para la investigación, "dotándolos de equipos de última generación, favoreciendo con ello su gestión especializada, así como la expansión del uso y el acceso generalizado a dichos servicios".