El 17 de marzo de 2020 la Delegación de Salud y Familias en Huelva anunció la suspensión de este servicio que atendía a cerca de 6.000 habitantes.
Las localidades de Paterna y Escacena del Campo siguen sin contar con servicio médico de urgencias. Hoy se cumple el primer aniversario desde la suspensión de este servicio en ambas localidades, motivado por la actual crisis sanitaria. Los hechos se remontan al mes de marzo del 2020. Tras el decreto de Estado de alarma anunciado por el Presidente del Gobierno el día 14 de marzo, la Delegación de Salud y Familias de la Junta de Andalucía en Huelva, anuncia la suspensión de este servicio médico tres días después, el 17 de marzo, para "reforzar la atención primaria en centros de salud con mayor equipamiento y con una mayor afluencia de usuarios". Desde entonces, para recibir atención sanitaria fuera del horario matutino, la ciudadanía contempla tres opciones: ser atendido a través de Salud Responde, organismo que podría enviar una ambulancia hasta el domicilio del demandante; trasladarse al centro de salud de La Palma del Condado o trasladarse a Huelva para recibir atención médica en los centros hospitalarios.

A lo largo de este año han sido muchas las muestras de desacuerdo. Los primeros actos se secundaron en el mes de junio cuando tras el levantamiento del estado de alarma, diversos ayuntamientos afectados de la provincia de Huelva -entre los que se encuentran Escacena y Paterna- apoyaron concentraciones en los pueblos, en Huelva ante la Delegación y más tarde en Sevilla ante el Parlamento de Andalucía. Donde se dieron cita representantes públicos y vecinos de los municipios.

Mucho ha cambiado la situación desde el verano hasta hoy: la Covid-19 golpeó duramente contra a un elevado porcentaje de los vecinos, el Gobierno decretó nuevamente el estado de alarma y posteriormente la Junta de Andalucía puso en marcha nuevas medidas restrictivas a nivel autonómico que restringen la movilidad entre los municipios andaluces. 365 días y tres olas de contagios por Covid, aún no se conoce la fecha de reposición de este servicio básico del que hacían uso las dos localidades.

La ausencia de este servicio está trayendo consigo diversas experiencias entre los vecinos y pone en grave vulnerabilidad a toda persona que necesite atención con celeridad. A día de hoy hay que tener en cuenta diversos factores: el tiempo de desplazamiento de la ambulancia, los 20 minutos que nos separan de La Palma y los 45 minutos que nos separan de Huelva. Todos juegan en contra de la salubridad local. Algo que contrasta con  el incidente sucedido el pasado mes de diciembre en Escacena, cuando una vecina sufrió un atragantamiento parcial mientras almorzaba. La señora pudo trasladarse hasta el centro de salud en circunstancias muy delicadas y se encontró con el establecimiento cerrado. Posteriormente acudió la familia, quienes llamaron a la ambulancia para ser trasladarla hasta un centro hospitalario de la ciudad de Huelva. Tras ser atendida, a día de hoy se encuentra fuera de peligro en la localidad, pero aún recuperándose del susto.

Tanto en Paterna como en Escacena, fuentes de los ayuntamientos aseguran que no ha habido ningún avance por parte de la Delegación de Salud en los últimos meses, y lo que es aún más desesperanzador, tampoco se esperan. A pesar de ello, ningún pueblo ha abandonado el pulso administrativo que mantienen desde hace meses con la Consejería de Salud y Familias. Y es por ello que no se descartan nuevas movilizaciones una vez lo permitan las restricciones vigentes y la situación sanitaria del momento.