El Ayuntamiento trasladará los restos aparecidos al Cementerio municipal.

Las obras que se llevan a cabo en las inmediaciones de la iglesia parroquial de San Bartolomé Aposto, en Paterna del Campo, han sacado a la luz gran cantidad de huesos humanos, entre los que figuran diversos cráneos y otros huesos corporales. Todo ello es visible a simple vista en el corte dejado en el terreno por la máquina que realiza la excavación para instalar nuevas tuberías de saneamiento.

A pesar de la abundancia de restos y de estar en un lugar muy sensible patrimonialmente, los restos han sido retirados después de que la policía judicial realizara en la tarde de ayer una inspección ocular acompañado por un forense. Según se ha desprendido de la investigación, estos huesos pueden corresponder al antiguo osario de la propia parroquia.

El Ayuntamiento de Paterna del Campo ha informado que procederá a la retirada de los huesos que han aparecido hasta el momento y todos aquellos restos humanos que vayan apareciendo en las obras de canalización para ser depositados en el cementerio municipal de la localidad.