Para combatir el frío en terrazas, las legendarias «copas» o braseros de cisco se han convertido en el mejor aliado para revertir la situación de bares y restaurantes.

Dicen que en épocas de crisis, el ingenio de dispara. Y así lo ha demostrado un bar de Villanueva de los Infantes, en la provincia de Ciudad Real, donde han buscado una solución a la incomodidad que produce el frío entre sus clientes. Dada la singularidad de las medidas restrictivas decretadas por la administración, las terrazas se han convertido en el mejor garante de la hostería para atraer a consumidores. Pero, el frío puede jugar en contra. Para combatir esta circunstancia en tiempos difíciles, las legendarias «copas» o braseros de cisco se han convertido en el mejor aliado para revertir la situación de bares y restaurantes.

Quien nos iba a decir, que en pleno segundo milenio, algo tan común y clásico en Andalucía podría ayudar a cientos de bares de toda España para aliviar la situación tan adversa generada por la crisis sanitaria que estamos padeciendo. La dueña del bar ciudadrealeño explicaba para TVE que unos conocidos le dijeron que habían visto en Albacete que en las terrazas habían facilitado mesas de camilla con braseros de cisco, y que estaban llenas. Entonces, para capear las restricciones por el coronavirus de Castilla-La Mancha, explica que se decidió a ejecutar la misma idea para su negocio. Preguntó a la Policía Local de la localidad si sería un impedimento, y las autoridades le comunicaron que no había problemas siempre y cuando fuera en exteriores y no en interiores. La dueña indica además, que de momento, le está yendo muy bien y su terraza se está llenando gracias al calor que produce la quema del cisco.

Una idea que se podría comenzar a aplicar en los negocios hosteleros del Campo de Tejada, siempre y cuando las autoridades locales den el visto bueno a este proyecto que funciona fuera de Andalucía, donde también las temperaturas son más elevadas.