Colegio público Virgen de Luna, Escacena del Campo. Archivo.

La dirección del colegio público Virgen de Luna de Escacena del Campo ha trasladado en un comunicado que se suspenden las clases presenciales para todos los ciclos educativos de primaria y secundaria. Las autoridades sanitarias han decretado esta decisión después de conocer los brotes de Covid-19 que se han localizado entre el alumnado y docentes del centro educativo.

Esta suspensión conllevará que la enseñanza obligatoria se desarrolle telemáticamente durante los días en los que se alargue el confinamiento de los alumnos, cuyo período comprende desde hoy sábado 24 de octubre hasta el próximo martes 3 de noviembre, ambos inclusive. Por lo que la presencialidad volverá a partir del próximo miércoles 4 de noviembre. Una decisión que no afecta a las aulas de Educación Infantil, que seguirán abiertas y donde se impartirán clases con normalidad. "Al ser un grupo de convivencia y no presentar ningún caso, las clases seguirán con total normalidad" señalan en el comunicado. Las consecuencias de esta decisión también repercuten directamente al comedor escolar, que permanecerá cerrado.

Durante estos días todo el alumnado del colegio serán sometidos a pruebas PCR para localizar y contrarrestar al virus. Además, se ha pedido coherencia a las familias ser coherentes con la situación para evitar poner en riesgo a los menores.

Por último, se ha trasladamos un mensaje de ánimo al alumnado del centro de enseñanza. Y ha ha hecho un llamamiento a la responsabilidad individual para que los alumnos y alumnas correspondan sus obligaciones, ahora a través la enseñanza telemática.