Tras el confinamiento que superamos en los primeros meses del año, muchas fueron las personas que decidieron pasear por el campo, al aire libre. Ese fue el caso de un grupo de vecinos de Paterna, quienes al alba de cada jornada, salen decidido de sus hogares para conocer y poner en valor el patrimonio histórico y natural de la comarca histórica del Campo de Tejada.

"Todo surgió tras una lesión" nos desvela Paco Garrido, uno de los integrantes de los Andarines por los Campos de Tejada, quien comenzó a pasear por los alrededores de su localidad. El buen tiempo y las ganas de ocio se convirtieron en nuevos aliados para que nuevos vecinos fueran sumándose a salir diariamente a hacer un poco de ejercicio. "Hasta el cura viene algunas veces con nosotros" nos comentan cariñosamente Bartolomé Pascual y José Muñoz, cuyas generaciones predecesoras son de raíces escaceneras.

Sin duda, "los andarines" se han convertido en todo un fenómeno social en la comarca. Porque cada día, tras llegar a casa, comparten con sus vecinos y amigos todas las hazañas de la jornada. Sin importarle cuánta crispación se respire en Facebook. Un puro bálsamo para cada día.

Hoy tenemos el placer de compartir con los lectores de Diario de Tejada una entrevista realizada a parte de los senderistas que cada día disfrutan una nueva aventura. Con cada paso, con cada ruta, y con cada vereda que pisan con su sabia experiencia están reconstruyendo "la comarca más importante de Huelva y la más olvidada", según nos afirman durante la grabación. El amor por esta comarca, además, los hace participar en cuantos eventos culturales se celebren en todos sus municipios. Una auténtica moraleja para los tiempos que corren.

"Tenemos mucho patrimonio, que puesto en valor, puede servir de impulso económico para los pueblos", afirman los "Andarines por los Campos de Tejada. Foto Miguel Delgado Cerero.