Visita de la delegada de Huelva, Bella Verano y la delegada de Salud y Familias, Manuela Caro, a Villalba del Alcor (Huelva). - JUNTA DE ANDALUCÍA

La delegada de Salud y Familias en Huelva, Manuela Caro, ha indicado este miércoles que el jefe de la Policía Local de Villalba del Alcor (Huelva) tendrá una lista de las personas que tienen que estar aisladas tras los dos brotes de Covid-19 surgidos en la localidad y que cualquier incumplimiento puede tener medidas legales "importantes".

Así lo ha señalado Caro en declaraciones a los medios de comunicación en una visita institucional al municipio junto a la delegada de la Junta en Huelva, Bella Verano, donde han mantenido una reunión con el alcalde de la localidad, Diego del Toro, tras la petición del retraso del comienzo escolar en el municipio y el autoconfinamiento.

De este modo, la delegada ha señalado que la población de Huelva ha sido "muy responsable" pero que en el caso de quienes no lo sean, una vez decretado su aislamiento, se articularán mecanismos legales para que se cumplan, ya que no hacerlo "puede ser un atentado contra la salud pública", ha apuntado.

A este respecto, ha añadido que "el hecho de que la PCR dé negativa hoy no quiere decir que en una semana no dé positiva", por lo que ha pedido que se cumplan las medidas que recomienda el personal sanitario.

En este sentido, ha reseñado que son medidas de "control" que existen para que las personas cumplan con lo solicitado, de tal manera que los jefes de policía local tendrán el listado de personas que tienen que estar aisladas para que "dentro de sus competencias" decidan las medidas legales a tomar "cuando alguien no asuma la responsabilidad tan importante que es la salud pública de todos los que nos rodean".

Algo, ha reseñado, que es "importantísimo", añadiendo que cualquier acto que ponga en peligro la salud de las personas "se llama atentado contra la salud pública" y que "aunque suene fuerte es una realidad".

Para finalizar, Caro ha destacado que desde la Junta harán "todo lo posible" para asegurar el cumplimiento y la seguridad de la ciudadanía, "lo que pasa también por el control de personas que tienen que estar aisladas y no cumplen con una medida que sanitariamente se considera imprescindible".