Piscina municipal de Paterna del Campo

La decisión de abrir las piscinas públicas se ha convertido en toda una labor de riesgo que deben asumir aquellas autoridades que decidan abrir esta temporada sus piscinas públicas. La reapertura de estos recintos veraniegos a todas aquellas personas que deseen darse un baño para evitar el calor, ya no es una actividad que podremos desarrollar con normalidad.

La crisis sanitaria generada por el COVID-19 se hace notar en las decisiones tomadas por las autoridades locales de la comarca del Campo de Tejada. Como hemos podido comprobar desde hace meses, las fiestas tradicionales de nuestros pueblos han quedado suspendidas para evitar contagios. Ejemplo de ello son las procesiones de la Semana Santa, la celebración de la romería a San Isidro, la suspensión de la romería del Rocío, el Corpus... Y ahora, estas suspensiones también se trasladan a los recintos públicos de piscinas.

A día de hoy, son diversos Ayuntamientos que debido al incremento de vigilancia e inversión, no podrán abrir estos espacios para la refrigeración de sus habitantes. Entre los problemas que se plantean tras el incremento de la contratación de personal, es la garantía de asegurar el límite de asistencia y la distancia social de dos metros. Algo difícil de garantizar entre los más pequeños y más en el agua. Otros de los puntos de dificultad es asumir las labores de desinfección de los aseos públicos y mantenerlos limpios para su próximo uso, como ocurre también, con los múltiples cambiadores. En cualquier caso, no son una tarea imposible, sino que requiere una gran inversión.

Dada esta situación, ¿Qué pueblos son los que abrirán sus piscinas municipales? a día de hoy ningún ayuntamiento ha dado ese paso. Es más, tanto Castilleja, Carrión, Chucena, Escacena y Manzanilla ya se han pronunciado sobre este tema y han confirmado que sus piscinas no abrirán durante esta temporada veraniega. Sin embargo, no todo son decisiones desalentadoras, porque Paterna aún no ha confirmado el cierre. En el caso de Paterna del Campo, su ayuntamiento baraja la posibilidad de abrirla. La pasada semana el alcalde Juan Salvador Domínguez mantuvo una reunión con el equipo de deportes para analizar los pros y contras de una hipotética apertura. Y han anunciado que en cuanto tomen una decisión, la comunicarán

En cualquier caso, la responsable y coherente decisión tomada por aquellos ayuntamientos que han decidido no abrir este curso la piscina a sus vecinos, debe trasladarse hacia aquellas personas que asistan a cualquier recinto de estas caracterísitas, ya sea público o privado. De esta forma evitaremos que los contagios vuelvan a ser los protagonistas del verano. Seguiremos informando.