Rafaela Beas, vendedora de la ONCE en Lepe (Huelva). - ONCE HUELVA


Los 393 vendedores de la ONCE en Huelva volverán a realizar las labores de venta en la calle el próximo día 15 de junio. De este modo, desde la organización se han mostrado convencidos de que su regreso "devolverá la ilusión" a los ciudadanos y "la normalidad a las calles".

En Huelva la ONCE cuenta con 104 vendedores en la capital y otros 289 en el resto de la provincia que suman un total de 393 vendedores. El 27 por ciento de ellos son ciegos o con discapacidad visual grave y afiliados a la ONCE y el resto con otras discapacidades distintas a la ceguera.

Del total de vendedores onubenses, 289 venden en municipios de menos de 25.000 habitantes, 110 trabajan en poblaciones menores de 5.000 habitantes, tres realizan rutas que comprenden varias localidades, y otros tres lo hacen en grandes superficies comerciales de grandes ciudades. De los 22 kioscos que la ONCE tiene en la provincia, 17 se encuentran en la capital.

De este modo, todos ellos aguardan con máxima expectación su vuelta a sus habituales puntos venta "para devolver la ilusión a los onubenses en el momento que más lo necesitan", según ha señalado el director de la ONCE en Huelva, Nicolás Vargas.

"Todos nuestros vendedores están con unas ganas inmensas de devolver la ilusión a nuestros vecinos", ha afirmado Vargas, que ha añadido que "la nueva normalidad no volverá a nuestros pueblos y ciudades hasta que no veamos a los vendedores de la ONCE ubicados en sus puestos de trabajo en nuestras calles y plazas. Esa será la mejor imagen y la mejor expresión de que todo ha vuelto a empezar".

Uno de esos vendedores es Manuel Jesús Barragán, que empezó vendiendo en 1999 en la ruta que comprendía las localidades de San Bartolomé, La Puebla, Castillejo y Alosno y a los tres años pasó a la capital onubense donde vende en la actualidad en la zona del puerto exterior, avenida Montenegro y Muelle Juan Gonzalo.

Para Barragán, el confinamiento ha sido "un poco agobiante" al ser una persona "muy activa". Pero ahora, con el horizonte de vuelta a la venta despejado, Manuel Jesús se declara "con muchas ganas de empezar y de ver a mis clientes para que todo vuelva a la normalidad y pase esta pesadilla".

Rafaela Beas es otra de las vendedoras de la ONCE en Huelva y ha indicado que ha llevado "fatal" el confinamiento. Ella perdió la vista como consecuencia de un infarto y se afilió a la ONCE en 2013 y vende a las puertas del Centro de Salud de Lepe.
SEGURIDAD E HIGIENE

El lunes 15 de junio se celebrará el primer sorteo de diario, después de tres meses sin actividad comercial por el estado de alarma impuesto por la crisis del Covid-19, y los vendedores podrán ofrecer ya a sus clientes todos los productos de juego social de la ONCE.

La primera semana de la vuelta a la normalidad en la red de ventas de la ONCE concluirá con la celebración del Sorteo Extraordinario del Día del Padre, el domingo 21 de junio, que fue también pospuesto debido a la declaración del estado de alarma.

Este regreso se realiza en función de la normativa vigente del proceso de desescalada aprobada por las autoridades y una vez que se han garantizado las medidas de seguridad para los vendedores de Huelva y sus clientes, mediante la debida información y la puesta a disposición del material necesario, al igual que para el resto de trabajadores de la Organización.

En las últimas semanas, la ONCE ha intensificado el trabajo de formación para abordar la nueva realidad de las ventas en relación con los clientes, gestión de productos, higiene y pagos.

Los vendedores contarán con guantes, mascarillas, pantallas protectoras, solución hidroalcohólica, y cuanta dotación más sea precisa. En estos días previos, la ONCE está acometiendo también labores de limpieza de todas las oficinas e instalaciones, así como al acondicionamiento de los quioscos ubicados en el espacio público o en otros lugares de venta.