Narciso Luque, alcalde de Castilleja del Campo ha atendido a los micrófonos de Diario de Tejada para analizar los retos a los que se enfrenta la localidad sevillana tras el paso del COVID-19.



Desde el pasado lunes cuatro de mayo, día en que el Campo de Tejada afrontaba la primera fase de la desescalada, están siendo muchos los comercios que vuelven a levantar de nuevo sus persianas. De manera destacada el comercio minorista y el sector de la restauración. Con significativos cambios para poder compaginar la atención a los clientes y cumplir las prácticas diseñadas desde el Ministerio de Sanidad para evitar contagios.

En esta ocasión Narciso Luque, alcalde de Castilleja del Campo nos recibía en su despacho del Ayuntamiento para analizar la situación de la localidad, que junto a otros dieciséis municipios sevillanos más, no cuentan con infecciones por coronavirus. La entrevista también sirvió para vislumbrar aquellos retos a los que se enfrenta la sociedad castillejina tras la llegada de la flexibilidad en las nuevas medidas adoptadas por el Gobierno central.

Luque ha señalado en la entrevista las medidas que se estudian en su ejecutivo para paliar la anómala situación por la que atraviesan los autónomos y pymes de la localidad, los proyectos emprendidos por el ejecutivo local para la mediación comunitaria, la acción social del Ayuntamiento durante el Estado de alarma y la ejemplaridad de los ciudadanos ante las circunstancias adversas por la que ha atravesado Castilleja del Campo.

Puede encontrar todos los detalles en el vídeo completo de la entrevista.