Europa Press
El alcalde de Escacena del Campo (Huelva), el socialista Eulogio Burrero, ha pedido a la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía una revisión de la metodología utilizada para construir el mapa de incidencia del covid-19 después de que sitúen a fecha de este lunes en su municipio un total de cinco positivos de los que "no tienen constancia los responsables de nuestro distrito sanitario", ha dicho.

En declaraciones a Europa Press, el alcalde ha remarcado que su municipio está "libre" de coronavirus y ha aclarado que la persona que consta como fallecida por esta pandemia "no lo es" porque un test le dio positivo pero los posteriores no, y se consideraría "fallo de la prueba" porque dicha persona, como aparece en el parte médico, falleció por otras circunstancias.

Del mismo modo, ha aclarado que en un primer momento se contabilizaron tres trabajadoras de ayuda a domicilio como positivos cuando en las primeras pruebas dieron "bajas de defensas", pero "en los test de Covid dieron negativo". De hecho, como ha proseguido, "no se tomaron medidas de aislamiento ni nada", por lo que considera que ha habido "errores" a la hora de contabilizar los casos en su pueblo.

Tras incidir en que Escacena del Campo es un pueblo pequeño de poco más de 2.000 habitantes, ha instado a la Junta a que aclare de dónde salen dichos datos, así como espera que alguien de la administración les explique las cifras.

A su entender, esto solo genera "confusión" entre sus vecinos y "alarma social" al darse unas cifras que "no tienen que ver con la realidad" porque desde el distrito sanitario, con quien mantienen un contacto fluido, les comunican que "no hay casos".