Virgen del Buen Suceso, Castilleja del Campo | Facebook


Castilleja se queda sin la celebración de las fiestas patronales. El anuncio lo acaba de hacer público hace tan solo unos minutos la Hermnadad de la Virgen del Buen Suceso, quien ha anunciado que la decisión se ha adoptado conjuntamente con la parroquia y el Ayuntamiento de la localidad sevillana.
A pesar de que Castilleja del Campo es uno de los pocos municipios de la provincia que no cuenta con ningún caso de COVID-19, ha sido precisamente esta enfermedad infeciosa la que ha dejado sin sus tradicionales fiestas locales a los castillejeros y castillejeras que tanta devoción le profesan a la Virgen del Buen Suceso y a San Miguel Arcángel; patrona y patrón de esta localidad.

Según ha detallado la propia hermandad en el comunicado: "tras mantener diversos contactos y estimar la dificultad de celebrar actos que concentren un gran número de personas [...] es incompatibles con las medidas previstas de distanciamiento social que deberán cumplirse tras la desescalada hacia la nueva normalidad para prevenir la seguridad de todos". Y ha expresado que esta medida adoptada ha sido ejercida bajo "una posición de responsabilidad y sentido común, velando y primando la seguridad de los castillejinos y todas las personas que nos visitan año tras años desde otros pueblos cercanos para disfrutar de nuestras fiestas".

No obstante, en relación con los cultos internos la hermandad anunciará próximamente la fecha en la que se celebrarán siempre conforme a las normas civiles y eclesiásticas vigentes en ese momento. La hermandad de la Virgen del Buen Suceso ha apelado a la solidaridad y a poner al servicio de la comunidad en estos momentos de crisis sanitaria y de la dificil situación económica posterior. Quienes trabajan estrechamente ligados a los proyectos sociales y brindando su apoyo a Cáritas parroquial.

Por último, la Junta de Gobierno ha querido agradecer a sus hermanos y al pueblo de Castilleja del Campo la comprensión de la difícil decisión adoptada y ha querido agradecer al Ayuntamiento de la localidad y a la parroquia el apoyo recibido.