Juan Salvador Domínguez Ortega (1972) es alcalde de Paterna del Campo desde 2015, cuando consiguió el apoyo de la mayoría de sus vecinos. Desde entonces ha dirigido a su localidad tras completar su primera legislatura y casi media de la segunda, es decir, la actual. Juansa, como lo conocen la inmensa mayoría de sus paisanos, conoce de primera mano lo que supone que un comercio sufra una bajada de ventas y continuar haciendo frente a gastos relacionados con una determinada actividad profesional. Sin recibir ERTEs a cambio. "Lo que hubiera dado yo", nos confiesa en el desarrollo de la entrevista.

Casi una década después de la crisis económica de 2008, Domínguez afronta una pandemia y sus respectivas consecuencias desde la alcaldía de Paterna. Y no han sido pocos los frentes que ha tenido que atender él y su equipo de gobierno para paliar en la medida de lo posible las catastróficas consecuencias impuestas por el virus. Las principales: la crisis sanitaria de la Covid-19 y la educación en tiempos difíciles, epidemiológicamente hablando. A los que se suma la falta de Urgencias en los centros médicos de Paterna y Escacena del Campo y la "necesidad de reforzar la seguridad" en la localidad, en una segunda categoría.

Sin embargo, la actualidad de la localidad pasa también por la suspensión de la Ruta BTT "Villa de Paterna"; un evento deportivo que consigue atraer a tantos visitantes como habitantes tiene Paterna. Y que cada vecino tiene marcado en su corazón y en su día a día. Durante la realización de la entrevista, también se tratan temas como la creación del Ropero Social, puesto en marcha por el Ayuntamiento de Paterna para cubrir las necesidades básicas de las familias hostigadas por la situación actual y la realidad de los autónomos y pequeñas empresas locales. Por último, el alcalde traslada diferentes recomendaciones a todos sus vecinos para afrontar de la mejor manera posible las todavía lejanas fiestas de Navidad. Quien reconoce que queda mucho trabajo pendiente de cara a determinadas celebraciones, bien sea para suspender actos o para buscar alternativas. Siempre para evitar la propagación del virus.