Castilleja del Campo promociona al turismo su historia y su gran variedad de servicios

Dentro del plan de dinamización turística de la comarca Aljarafe-Doñana, Castilleja del Campo se promociona ante el turismo tras la eliminación de restricciones impuestas por la pandemia que ha cruzado nuestro país. Se da la peculiaridad de que esta localidad es la más pequeña de la provincia de Sevilla, con un padrón que oscila en torno a los 600 habitantes. Algo que contrasta con la gran variedad de servicios que se ofrecen en Castilleja del Campo.

Los cimientos de Castilleja responden a una antigua alquería, y obtuvo una gran importancia estratégica en la defensa de la comarca del Campo de Tejada, concretamente durante la etapa histórica bajo la dominación árabe. Tras la reconquista, la huella cristiana invadió el devenir de los próximos siglos y dejó su legado en la construcción de la Iglesia Parroquial de San Miguel Arcángel o la Cruz del Plato, la única que se conserva de las tres situadas en sus inmediaciones.

La riqueza agrícola de esta localidad determinó su fisonomía con la construcción de diferentes haciendas dedicadas al cultivo del cereal, el olivo y las viñas. En Castilleja, el sol es protagonista y los cultivos de secano invaden el horizonte. Un remanso de paz en los campos de Tejada.